Compartan sus experiencias...

ANIMENSE A ESCRIBIR Y PUBLICAR...

Escriban a so.bon@terra.es, incluyan la dirección de su correo y les autorizo a publicar sus historias.

martes, 9 de marzo de 2010

Balneario de Puntarenas...

Siendo joven me anime a irme a Puntarenas con unos amigos. Ibamos el mismo día en bus... por lo que era toda una aventura. Salimos en un bus a las 5:30 am, por lo que a las 8:30 estabamos ya en la playa. Guido, Manuel y yo tendríamos 17 e hicimos el paseo de improviso y sin permiso de nuestros padres, por lo que teniamos que tener cuidado de que no fuera a pasarnos algo. Nos metimos un poco al mar... pero Manuel queria ir al balneario que tiene piscina. Así que despues de deliverar un rato, asolearnos una hora y ver culos... decidimos ir a ver que pasaba. Llegamos antes del medio día y el balneario estaba bastante lleno.

Chapoteamos un poco y nos asoleamos otro rato... yo fui el primero que desistio, así que tomando mis cosas me dirigi a las duchas-vestidores que quedaban subiendo unas gradas. El lugar era muy grande (al menos eso recuero) y los vestidores incluian una ducha cada uno, por lo que había bastante campo. Sin embargo la mayoria de los maes que se duchaban y cambiaban andaban en pelotas y dejaban la puerta abierta durante todo el proceso.

Un poco nervioso, empece a dar vueltas por le lugar buscando un lugar libre. Todo esta ocupado y hay muchos maes, chicos y hasta niños por todos lados. A la segunda vuelta puedo observar un chico de mi edad que intenta hacer lo mismo... busca un lugar desocupado, es tal vez un poco mas bajo, pero tiene el pecho y los brazos más rellenos que yo... el nota también mi situación pero tratamos de ignoranos.

A la siguiente vuelta me lo topo de nuevo, ambos estamos algo desesperados la situación no mejora, así que le comento "Esto esta muy lleno... no hay campo para nadie"... "Si, llevo rato buscando un campo... pero nada". Caminamos por el siguiente pasillo, ya estamos casi al borde de un colapso. De pronto a mi derecha noto que se abre una puerta y sale un tipo dejando el cubiculo con ducha solo, sin perder un momento me lanzo hacia la puerta y entro, me volteo para cerrar la puerta y miro al chico, sin pensarlo le hago señas para que entre conmigo. Después de todo somos dos chicos de la misma edad - pienso - todo va ha estar bien.

Cierro la puerta, el chico parece desconcertado, por lo que le digo: "Mejor compartimos, o nos quedamos toda la vida esperando." Eso lo hace sonreir. Sus dientes son blancos y bien cuidados, parece alguien en quien confiar... y parece algo timido.

Pongo mis cosas en la banca, él me imita poniendo sus cosas más allá. Solo hay una ducha, por lo que me apresuro a buscar el jabon y algo de shampoo para entrar al agua, me observa sin saber que hacer. "podemos compartir la ducha si quieres, o puedes esperar a que yo me duche... como tu quieras" le digo. Me soco la pantoneta para quedar en pelotas, el me mira algo más timido... como sin saber que hacer. Entro en la ducha y abro la llave, lavando con agua mi cuerpo, restregando mi pecho, luego el abdomen, bajo a los muslos y las nalgas. Volteo un poco y el chico esta esperando, pero lleva jabón en su mano. No esta desnudo, aún conserva su pantaloneta de baño. Tomo el jabón y lo mojo para empezar a frotar mi cuerpo por lo que me muevo al lado para él chico entre en el chorro. Empieza a mojarse, mientras me da una chequeda con el rabo del ojo. Para ese momento ya empiezo a tener una erección por el echo de que alguien me vea desnudo. Pero trato de voltearme un poco para no ser tan indiscreto, sin embargo también chequeo que hace observando por el rabo del ojo.

Para mi sorpresa mientras se echa agua, se quita la pantaloneta. Su pene parece estar erectandose, aunque no parece querer provocar nada. Me sigo enjabonando sin embargo al frotar mi pene, este como esperando una señal termina de pararse por completo. Yo miro mi pene desconcertado al tiempo que me giro hacia la otra pared, luego restriego otras partes de mi cuerpo discimulando la situación por la que estoy pasando.

"Se te paro?" escucho que dice a mis espaldas, sin girarme mucho volteo mi cabeza, el chico rie en una forma algo picara. Solo me presto a sonreir un poco, su pene esta bien parado también, por lo que me volteo para que pueda ver el mio. "Si, que mal!" respondo... "No, que cool!" responde. Ambos reimos un poco y sin más empiezo a masturbarme frente al chico desconocido. Ambos estamos a medio enjabonar y con una buena erección. El frío que sentimos nos hace tardar, puedo notar algo de sudor en la frente del chico, que hace grandes esfuerzos por sacar su premio... de mi lado la situación nos es diferente...

"Ah... Ah... Ahj" suenan suavemente nuestro jadeos, nuestras respiraciones parecen estarse sincronizando..."Aaaaaggggghhhhh"... el chico arquea su cuerpo mientras se viene... esto motiva mi cuerpo y un segundo después yo también me estoy regando. Ambos sonreimos algo nerviosos, el chico abre la ducha y me ofrese campo por lo que me meto bajo el chorro. Un momento después salgo del chorro para seder mi campo, una vez que me he quitado el jabon.

Empiezo a secarme mientras el chico se saca el jabon. Un segundo después también empieza a secarse mientras yo me pongo el calzoncillo. "Me llamo Erick", me dice... "Yo So Bon". Al verlo vestirse noto que se pone una pantaloneta, pero no usa ropa interior por debajo. Luego una camiseta y termina su atuendo con unas sandalias de playa. Yo me he puesto mi pantalon de mezclilla y una camiseta, terminando por las tenis. Antes de salir nos damos la mano y abro la puerta, el sale primero yo le sigo. Afuera todo sigue igual, todo congestionado con maes buscando campos vacios y otros exhibiendose dentro de los vestidores ocupados. Un momento privado de dos jovenes sobones en mundo de vicios publicos.